Hay quien prefiere el Spanking hecho a mano, y otros…que prefieren que sea con objetos. Quiero decir con esto, que a la mayoría nos gusta que nos crucen la cara de un guantazo, sin embargo, en algunos casos nunca viene mal que nos den con un buen látigo…¡Todo sea para subir la adrenalina!

Ver Vídeo